miércoles, 20 de abril de 2011

El 80% de discapacitadas ha sufrido algún tipo de violencia

Un proyecto piloto, que se desarrollará en la Comunitad Valenciana prevendrá los malos tratos a este colectivo
LAS PROVINCIAS
«Hay informes de la Comisión Europea que apuntan que el 80% de mujeres discapacitadas han sufrido algún tipo de violencia y esta cifra escalofriante se puede extrapolar a la Comunitat». Así lo manifestó ayer la presidenta de la asociación Mujeres en Movimiento, Josefina Juste.

La dependencia que sufren estas víctimas las hace más vulnerables y aumenta el riesgo a la hora de padecer comportamientos violentos. «Disminuyen sus posibilidades de defensa personal ante el agresor y es menos habitual que trabajen y eso las aísla en el ámbito doméstico e incrementa sus posibilidades de sufrir dependencia económica», explicó Juste.

Quienes ejercen estos malos tratos, que son tanto físicos como psicológicos, son los familiares y también los cuidadores. «Resulta especialmente llamativo que el 85% de cuidadores son mujeres», apuntó Juste, quien alertó de que en muchos casos, acaban tomando estos comportamientos «como relaciones naturales e incluso se culpabilizan de la situación y se sienten que son una carga para el otro».

El presidente de Cocemfe en la Comunitat, Carlos Laguna, concretó que cuatro de cada 10 mujeres sufren violencia a manos de sus parejas o sus ex parejas.

«A muchas de estas mujeres las ridiculizan, sufren abortos sin consentimiento o negligencias en su atención pero pocas denuncian y así se mantiene su invisibilidad».

Para tratar de acabar con esta situación, ayer se presentó en Valencia el proyecto de prevención de malos tratos contra las mujeres con discapacidad 'Violencia, Tolerancia 0', que cuenta con la participación de la Obra Social La Caixa. Se trata de una iniciativa pionera que se desarrollará en la Comunitat, Cataluña, Galicia, Asturias, Castilla La Mancha y Andalucía. Consta de talleres de prevención de la violencia destinados a mujeres con discapacidad y a familiares o allegados de las mismas, así como a profesionales y personal técnico de entidades.

Pacto de silencio

Con este proyecto se pretende dar el primer paso para romper el «pacto de silencio» y que la violencia de género en las mujeres con discapacidad «pase de ser un tema privado a un tema público», explicaron desde Cocemfe.

Según concretó Vanessa Serra, una de las psicólogas que desarrollarán el programa en Valencia, «ya contamos con ocho cursos cerrados con 15 asistentes a cada uno de ellos. Además, tenemos cuatro talleres preparados con otra quincena de personas».

Durante el año pasado, 2.163 mujeres llamaron por primera vez a los Centros Mujer 24 horas. Sólo 69 de esas personas presentaban alguna discapacidad. De ellas, el 49,3% tenía una minusvalía psíquica. Además, tres de estas mujeres que se animaron a pedir ayuda padecían más de una discapacidad.

Juste explicó que están en contacto con la Policía Local de Valencia para que reciban formación sobre los malos tratos a las mujeres con discapacidad. «Ya se está haciendo con los agentes de Picassent y Tavernes Blanques», manifestó la presidenta de Mujeres en Movimiento.

Código de seguimiento