domingo, 17 de abril de 2011

ENTREVISTA | Juan Carlos Barcos

DIARIO AS

"El fútbol debería copiar nuestro sistema arbitral"

"El fútbol debería copiar nuestro sistema arbitral"

YUDO. Sucedió a su amigo Alejandro Blanco en la presidencia de la Española hace siete años, y Juan Carlos Barcos (Pamplona, 1948) la compagina con la dirección del arbitraje de la Federación Internacional.

¿Es usted uno de esos presidentes puestos a dedo?

Lo que ocurrió en su día es que Alejandro Blanco se iba al COE, y yo estaba en su directiva y me preguntó. Lo hablamos y me propusieron para sucederle. Y luego me volví a presentar en las siguientes elecciones, y también fui el único candidato. Pero a dedo, no.

Procede usted del estamento arbitral. Eso da miedo.

¡No, qué va! Mi vida es el yudo, primero como deportista, luego invirtiendo todo lo que tenía y no tenía en un gimnasio en Pamplona. Pasé al arbitraje y fui olímpico en Moscú y Los Ángeles, y si hay suerte, los de Londres serán mis novenos Juegos.

España lleva dos Juegos sin colgarse una medalla. Todos pensábamos que con el director del arbitraje sería más fácil subir al podio.

En los Juegos Olímpicos, como en todo, hay presiones. Te dicen 'a este país le vendría bien una medalla', pero yo soy honesto y un ejemplo: a mí también me vendría bien una medalla, para mi Federación, y no hemos ganado ninguna.

Pero es que el arbitraje es tan subjetivo. Ya me entiende, ¿verdad?

Eso lo hemos cambiado y ahora ya no hay problemas. Utilizamos el Care System, con lo cual el jurado va viendo la pelea en el vídeo y, si un entrenador quiere, puede recurrir y verlo. Y si se equivoca el árbitro, pues se corrige. Es un sistema justo y el fútbol nos lo debería copiar si le interesa la justicia más que la polémica. No puede ser que un error de un árbitro condene a un equipo, a una ciudad o a toda una Comunidad.

¿Con este sistema, cuántos españoles irán a Londres?

Pues tal y como está el ranking internacional, y con la pena de que hay algún peso en el que podríamos llevar dos pero sólo se puede uno, creo que unos siete, cuatro mujeres y tres hombres de catorce posibles, o incluso alguno más. Todos con opciones de subir al podio, claro.

¿Qué le parece el regreso de Isabel Fernández?

Tiene tanto amor por el yudo, tanto amor propio, tanto interés, que con 39 años y madre, ha decidido intentarlo. Ha salido a tres competiciones, y en las tres ha sacado medalla. A partir de ahí, la vamos a apoyar, pero como a todos. Si va, será porque se lo ha ganado. En su peso también compite Conchi Bellorín, que tiene opciones.

¿Ustedes no se quejan de la crisis?

Sabemos que es lo que hay y nos adaptamos. Está todo congelado menos la apuesta por el deporte de alta competición.

¿Su relación con el CSD?

Correctísima. Que se apueste por la continuidad con Albert Soler es un acierto.

Código de seguimiento