lunes, 7 de febrero de 2011

Las mujeres de Moaña se defienden

El CIM realiza una exhibición de defensa personal

Los monitopres enseñan el golpe genital.  // Carmen Giménez

FARO DE VIGO

Saber llegar a la zona genital del agresor o a los ojos y oídos es fundamental para escapar a una violación. Un grupo de siete mujeres participó en una exhibición de defensa personal que realizaron los monitores del Club de Loita do Morrazo, encargados del curso que va a impartir en el municipio el Centro de Información á Muller (CIM). "Lo primero ante un intento de violación es buscar la tranquilidad para que el agresor no haga fuerza y buscar sus puntos sensibles para golpearle y poder huir", aseguraron los luchadores.

Código de seguimiento