jueves, 10 de febrero de 2011

También en Roma se instruye a las mujeres en autodefensa

Las autoridades locales de Roma dieron inicio a un curso especial de dos meses de defensa personal para mujeres víctimas de violencia encaminado a enseñarles las habilidades básicas para mejorar su seguridad.

El curso, llamado "Cómo convertirse en cinta rosa", incluye yudo y otras disciplinas a mujeres de todas las edades que han sido víctimas de la violencia o que desean aprender a defenderse de posibles agresiones, violaciones y acosos. También se ofrecen lecciones psicológicas especiales y asesoría legal a las víctimas que deseen denunciar a sus agresores.

Desde la introducción del delito de acecho en el sistema legal del país en el 2009, una gran cantidad de casos han salido a la luz y la policía ha establecido además una red de centros SOS contra la violencia para las mujeres que solicitan apoyo.

El curso constituye una respuesta necesaria a la reciente alza en la violencia en Italia en contra de las mujeres víctimas del odio de sus ex maridos o ex novios.

El curso de defensa personal se ha convertido en todo un éxito y las solicitudes han superado el número de sitios disponibles.

"La iniciativa ha generado un gran interés y demuestra que las mujeres tienen la intención de manejar los momentos de inseguridad con instrumentos adecuados y con preparación", dijo Pier Giorgio Benvenuti, uno de los organizadores.

Entre los maestros se encuentra Paola Pompei, cinta negra y ex campeona del equipo nacional de judo de Italia.

De acuerdo con datos de la policía, una de cada cuatro mujeres italianas son víctimas de la violencia. En el 2009, cerca de 120 mujeres fueron asesinadas por sus ex compañeros.

Código de seguimiento