domingo, 2 de enero de 2011

Nace la Copa de España 'Esther San Miguel'

Se disputará el sábado 8 en Burgos

Esther San Miguel, Vicente Zarza, Julio Calleja y Bienvenido Nieto posan junto al cartel en el Ayuntamiento.

Ángel Ayala
Ana Isabel Angulo / DIARIO DE BURGOS

Burgos acogerá después de varias décadas de ausencia una competición internacional. Una prueba de la Copa de España de yudo (cadete e infantil) se disputará en el polideportivo José Luis Talamillo el próximo 8 de enero. Llevará el nombre de Esther San Miguel, una de las deportistas burgalesas más laureadas.

Más de 300 yudocas se darán cita la próxima semana y lucharán por conseguir buenos resultados que les faciliten el pasaporte para competiciones nacionales y torneos internacionales. Con el Torneo Esther San Miguel Burgos adquiere una cierta relevancia en el calendario del yudo español.

«A principios de verano hablé con Esther acerca de organizar un torneo en Burgos y que tuviera visos de continuidad. Aceptó y lo solicitamos al Ayuntamiento, quien se prestó gustosamente», explica el presidente de la Federación Española de Judo, Vicente Zarza. El acto de presentación tuvo lugar ayer en el Ayuntamiento. El máximo mandatario estuvo acompañado por el concejal de Deportes, Bienvenido Nieto, el delegado provincial, Julio Calleja, y la judoca internacional Esther San Miguel.

De entre los más de 300 participantes, entre ellos varios portugueses, destacan una treintena de Castilla y León y diez burgaleses. Se trata Lara Bustillo, Darío Gracia, Andrés Díaz, José Manuel Moral, Santiago Gutiérrez, Carlos Gómez, Álvaro del Val, Sergio Palacios, Angela Ruiz y Sandra de la Cruz. Con anterioridad se disputará la Gala Regional del yudo el viernes a las 21.00 horas en el hotel Las Vegas.

Esther San Miguel, que sigue recuperándose de su operación de cadera en Burgos, admite que «mi deseo continua siendo regresar a la competición el próximo verano y luchar por conseguir plaza olímpica. Quedan dos años para los Juegos de Londres y me gustaría lograr el pasaporte».
Esther San Miguel ha cambiado su residencia en Alicante por Burgos y realiza en su tierra el duro trabajo de rehabilitación.

Código de seguimiento